lunes, 19 de octubre de 2009

Últimas palabras de condenados a muerte

Negros y latinos, en la lista de condenados a muerte de Texas.


La lista de "últimas palabras" pronunciadas por los condenados a muerte en el estado de Texas. Una impresionante mirada sobre las expresiones de personas en estado de extinsión. Un listado de las frases pronunciadas como último deseo desde 1982 hasta la fecha. El último sonido emitido por personas asesinadas legalmente.
por MDZ

El Departamento de Justicia del estado norteamericano de Texas publicó un informe sobre "las últimas palabras y deseos" pronunciados por quienes fueron condenados a muerte en ese lugar.

The New York Times las recopiló y las brindó a sus lectores y, ahora, MDZ las recoge y, con la piel de gallina frente a un hecho tan definitivo, absoluto, irreversible y arbitrario -como es una condena a muerte- las publicamos, como reflexión sobre la vigencia de la pena de muerte.

Algunas frases suenan desesperadas. pero en las otras puede percibirse una fuerte carga de resignación y hasta de humorada al final del camino.

El mensaje registrado como "última palabra" por un condenado data del 7 de diciembre de 1982 y el más reciente, de la semana pasada, en que Stephen Moody fue asesinado legalmente mediante la inyección letal.

Las últimas palabras:

No puedo decir nada que pueda cambiar el pasado.

Perdí la voz.


Me gustaría decir adiós.

Mi corazón se va ... bump bump bump ba ba ba.

¿Está encendido el micrófono?

Yo no tengo nada que decir. Estoy apesadumbrado por lo que hice.

Estoy nervioso y es difícil ordenar mis pensamientos. A veces, no sé qué decir.

¡Hombre!, hay un montón de gente allí.

He venido a morir, no para hacer discursos.

¿Dónde está la madre del señor Marino? ¿Recibiste mi carta?

Quiero preguntarle si está en tu corazón perdonarme. No tiene que hacerlo.

Me gustaría morir más de una vez para decirle cuánto lo lamento.

¿Podría usted por favor..? Dígale a esa señora ahí.. ¿Puedo verla? Ella no me está mirando. Quiero que entiendas algo: no mantenga bronca hacia mí. Quiero que entiendan. Por favor, perdóname.


No creo que el mundo vaya a ser un lugar más seguro sin mí.

Lo siento.

Quiero decirle a mi mamá que la amo.

Yo le causé tanto dolor a mi familia...y esas cosas. me duele, por el hecho de que se van a sentir heridos.

Estoy tomando esto como un hombre.

Patear los neumáticos y encender el fuego. Me voy a casa.

Pueden ejecutarme, pero no pueden castigarme porque soy un hombre inocente.

Yo no podía vivir una cadena perpetua.

Le dije que iba a decir una broma: la muerte me ha liberado. esa es la mayor broma.

Para mi dulce Claudia: Te amo.

Cathy, usted sabe que yo nunca quise hacerle daño.


Te amo, Irene.

Dígale a mi hijo que lo amo.

Dígale a todos que estoy lleno de pollo y chuletas.

Agradezco la hospitalidad y el respeto que ustedes me han demostrado, y la última comida fue muy buena.

La razón por la que les llevó tanto tiempo, es porque no encontraron una vena. Ya sabes como odio las agujas. Quiero decirles a los condenados a muerte que no estoy usando pañales.

Señor, levanto su nombre en alto.

De Alá venimos y a Dios volveremos.

Para todo el mundo en prisión: mantengan la frente en alto.

Se cometen errores, pero con Dios todo es posible.

Soy el responsable de que hayan perdido a su madre, su padre y su abuela. Lo siento por lo que hice.

Toda mi vida he estado encerrado.

Dame mis derechos. Dame mis derechos. Dame mis derechos. Dame mi vida.

Estoy cansado.

Me merezco esto.

Una vida por una vida.

Es mi hora. es mi hora.

Estoy listo, alcaide.